Entradas

Árbol de Té

Imagen
El Árbol de Té es natural de Australia. Pertenece a la familia de las mirtáceas. El nombre de árbol de té se lo dio el capitán inglés James Cook hacia 1770 al observar que los aborígenes de la zona preparaban una infusión con sus hojas machacadas con la que aliviaban la tos y la garganta dolorida, además de  aplicarlas en forma de cataplasma para curar heridas, picaduras de insectos, infecciones cutáneas y quemaduras. El nombre botánico de esta especie es Melaleuca alternifolia. Este Árbol del té es muy resistente y apenas sufre enfermedades. Sus hojas crecen tan rápido que pueden ser recolectadas cada 15-18 meses. Los primitivos habitantes de Australia, los Aborígenes, utilizan desde tiempos inmemoriales compresas a base de hojas de árbol de té para tratar problemas de la piel. Los primeros colonos blancos aprendieron rápido de los Aborígenes lo valioso que es el aceite de árbol de té en la sabana y selva australiana. Pronto se convirtió en un elemento importante del equipamiento de pr…

Ajo de Oso (Allium Ursinum)

Imagen
El pueblo lo denomina también ajo silvestre. Es amante de la sombra, crece en praderas húmedas, en las orillas de riachuelos y en monte bajo umbroso. Es de los primeros colores verdes de la primavera, propagándose en forma de alfombras formadas por sus hojas verde claro. Sus hojas se parecen a las de la venenosa convalaria, y a las del azafrán silvestre que también es venenoso. Este último saca sus hojas en la primavera, pero no produce flores hasta el otoño. Pero su fino olor a ajo hace que el ajo de oso sea inconfundible. No antes de finales de abril o principios de mayo brota a partir del tubérculo de su raíz, semejante a la del ajo, una hermosa umbela blanca, que corona un tallo esbelto, parecida a una borla floral redonda. Se nota en el ajo de oso que lleva dormidas enormes potencias. Existe la leyenda de que los osos, después de su sueño invernal, también la buscan para limpiarse el estomago, la sangre y los intestinos. El ajo que se cultiva en nuestros huertos tiene en lo esenc…